Analytica en la Prensa

mayo-01.png

Fecha: 01 Mayo 2022 

Especial Arquitectos Ecuador

Por Caridad Vela 

Las redes sociales dieron cuenta de una reunión entre el Eco. Ramiro Crespo y el Ministro de Vivienda, Darío Herrera, que se realizó alrededor de un tema muy interesante: el mercado secundario de hipotecas. Si bien no es novedad la estrategia de empaquetar créditos para venderlos en el mercado bursátil, a la fecha es una alternativa desperdiciada que, de ser potencializada, traería recursos frescos para financiar la compra de inmuebles. 

Todo gobierno tiene la obligación de atender la situación deficitaria de vivienda, y para lograrlo se han creado varios mecanismos de apoyo a constructores, y también subvenciones a las tasas de interés para beneficiar a compradores. Sin embargo, a la hora de la hora, lo que hace falta son recursos tanto en el extremo de la oferta, cuanto en el de la demanda. Y es ahí cuando el mercado secundario de créditos hipotecarios toma relevancia protagónica. 

Conversamos con el Eco. Crespo para entender qué hace falta para que el mercado secundario de hipotecas se convierta en el motor generador de soluciones en este importante sector de la economía del país. 

Ramiro Crespo, Economista 

¿Cómo funciona el mercado secundario de hipotecas? 

Existe un mercado primario, es decir, un crédito emitido por una institución financiera a favor de un individuo que quiere comprar su inmueble. A partir de ahí puede nacer el mercado secundario, que se da cuando el banco junta los créditos hipotecarios que ha concedido, y los empaqueta para venderlos a un tercero a través de los mecanismos permitidos por la ley. Esto se conoce como titularización, y debe cumplir ciertos requisitos para que los inversionistas se sientan atraídos. 

¿Por ejemplo? 

La deuda debe ser lo más estandarizada posible porque tiene que ser fungible, es decir intercambiable, para generar interés en el mercado. El rendimiento debe ser interesante, porque eso espera todo inversionista, a pesar de saber que es incierto porque nada está escrito en piedra. Evidentemente, la relación es que a mayor riesgo, mayor será también la ganancia esperada, y viceversa. Por ejemplo, invertir en bonos del tesoro de los Estados Unidos, que son los más seguros, podría generar un 2 o 3% de rentabilidad, mientras que invertir en bonos de Ecuador dará rendimientos de 8 o 9%, porque hay mayor riesgo. 

Ese es el riesgo país… 

Sí, y el Presidente Lasso hace bien al esforzarse por reducir ese riesgo país, porque mientras más bajo sea, mayor número de inversionistas conservadores atraerá, y esa es la intención con esta estrategia de mercado secundario de hipotecas. Lo importante es dar la seguridad de que esos títulos valores pueden ser comercializados con relativa facilidad ante cualquier situación, por ejemplo una emergencia. En su momento existieron las cédulas hipotecarias en las que mucha gente invirtió, que de momento no existen porque no se han emitido, pero no hay ninguna limitación para hacerlo. 

¿Cuál es el proceso para estructurar una titularización? 

Hay empresas especializadas en estas estructuraciones. Básicamente se agrupan varios créditos hipotecarios que pueden tener distintas características en cuanto a vencimientos o tasas de interés, y se los coloca en un fideicomiso. Se aplica una fórmula matemática para estandarizar los pagos de rendimientos y que se hagan de manera regular, y se emiten títulos valores que son el respaldo para el inversionista. 

¿La cartera que se agrupa debe tener la misma calificación? 

No necesariamente. Si toda la cartera es de primera categoría, pagará menos rendimiento, y por el contrario, si es de mediana categoría pagará más porque el riesgo es más alto. La idea es combinar carteras buenas con otras no tan buenas para fortalecer el portafolio, y obtener una mejor calificación porque habría menos probabilidades de que la inversión fracase. 

¿Qué rendimiento se puede esperar? 

Depende del riesgo. Uno de los aspectos fundamentales del mercado de valores es el descubrimiento de precios, o la formación de precios sobre los títulos, que se da cuando hay mucha gente comprando y vendiendo. A esa respuesta natural del mercado se suma el criterio de especialistas que toman varios factores en consideración e incorporan otras variables, a efectos de proyectar el rendimiento: información geopolítica, económica, sectorial, etc. La suma de toda esa data revela el mercado perfecto, que si bien existe en teoría, no se da en la práctica porque el futuro siempre tiene algo de incertidumbre. 

¿Qué puede motivar una variación de precios? 

La generación de nueva información por parte del mercado. Es muy importante que esa data llegue a todos los interesados simultáneamente, para que no existan privilegios y todos los inversionistas participen bajo los mismos parámetros de riesgo. Cuando las empresas se vuelven más regulares en sus emisiones van formando su reputación, su rentabilidad se vuelve más segura y predecible en sus flujos, y eventualmente pagarán menores tasas de interés porque habrá menor riesgo para el inversionista. 

¿Es decir que el financiamiento sería más barato? 

Exacto. Una de las funciones fundamentales del mercado secundario es regular, transparentar y determinar el precio del mercado primario. Me explico. Mientras más líquido y más solvente sea el mercado secundario, más se reducirán las tasas en el mercado primario. Igual sucedería en el caso de constructores que busquen financiar sus proyectos directamente a través de la emisión de títulos valores. Si en su primer proyecto el constructor se financió pagando un 10% de rentabilidad, su buena reputación hará que las nuevas emisiones sean atractivas aún pagando el 5%, es decir, su costo de financiamiento será mucho menor. 

Desde el punto de vista del inversionista, ¿qué características se busca para invertir en estos títulos valores? 

Características de vencimiento, de pagos de dividendos, de tasas de interés, entre otras. La idea es armonizar la cartera de tal manera que la realización de la inversión ofrezca una rentabilidad, tanto para el emisor cuanto para el inversionista, que promedie el rendimiento de los créditos que se agrupó. El banco que originó la titularización mantiene un margen de rentabilidad, es decir, si está cobrando el 12% de interés en los créditos, y los títulos se negocian al 8%, tendrá 4% a favor. Esto le estimulará a conceder buenos créditos y hacer titularizaciones, la gente los comprará, invertirá en ellos, y eso ayudará a expandir el negocio inmobiliario porque habrá más recursos financiando esta actividad. El mercado secundario de hipotecas es una gran fuente de financiamiento para generar mayores recursos para originar préstamos para compra de inmuebles. 

¿Hay mercado para eso? 

Hay muchos compradores y muchos vendedores, grandes y pequeños, locales e internacionales, personas naturales y personas jurídicas. Inclusive hay gente especializada que estudia el comportamiento de los mercados permanentemente, y cuando nadie quiere comprar, ellos compran; cuando nadie quiere vender, ellos venden y la actividad no se detiene. Se los conoce como los market makers. 

¿Qué entidad regula estas emisiones? 

La entidad reguladora es la Superintendencia de Compañías y Valores. También están las bolsas de valores que actúan como un segundo regulador, y tienen la obligación de observar e informar si detectan cualquier irregularidad en el mercado bursátil, como pueden ser los cambios abruptos de precio, que ahora, gracias a la tecnología, son muy fáciles de detectar. Antes existía la Comisión Nacional de Valores, que era un cuerpo colegiado con cinco miembros nominados de manera escalonada, de tal manera que trascendían los períodos presidenciales y ningún mandatario tenía control sobre sus decisiones, pero lo que realmente necesitamos es que los reguladores dejen que el mercado determine sus preferencias, que se autorregule, siempre en función de la legalidad. 

¿Las transacciones deben necesariamente hacerse a través de la bolsa de valores? 

También se pueden hacer transferencias de acciones o compraventa de títulos valores a nivel privado, siempre y cuando estén debidamente registradas y custodiadas. Sin embargo, para quien no es profesional en la materia, la recomendación es hacer la gestión contando con asesoría especializada, es decir, a través de un agente de bolsa que, además, conoce las regulaciones y es confiable. 

Caridad Vela y Ramiro Crespo 

¿Las regulaciones aportan para fomentar el mercado? 

Uno de los problemas que tenemos es que se han copiado leyes de otros países sin haberlas discutido o analizado a fondo, y hay temas que no se apegan a nuestra realidad. Ecuador tiene un enorme potencial para desarrollar un mercado de valores próspero, pero hay mucho camino por andar. Un buen primer paso sería estandarizar la deuda pública. Nadie sabe cuántas emisiones se han hecho, hay muchísimas y son muy pequeñas, y al no estar estandarizadas no se genera la demanda que se esperaría. Sin duda estamos dejando de aprovechar una fuente de recursos económicos que aportarían a la reactivación del país. 

Fuente: Revista Clave 


28-marzo.png

Fecha: 28 marzo 2022 

Ramiro Crespo analista económico en diálogo con Radio Huancavilca 830 AM dijo que el aumento en el precio del crudo en el mundo favorece en parte al país pero también suben los productos terminados, es decir, las importaciones que hace Ecuador en materia de combustibles y aceites. 

La situación que está viviendo el mundo frente a un conflicto entre Rusia y Ucrania complica la economía de muchos países debido al problema de logística para sus exportaciones, como también de los productos importados que son necesarios para la agricultura como la urea. 

Ramiro Crespo señaló que luego de la posesión del presidente Lasso como presidente de Ecuador mejoró el riesgo país, se han hecho cosas extraordinarias como el proceso de vacunación que se lo ha realizado con éxito, pero todavía falta un poco de responsabilidad desde la Asamblea Nacional porque primero deben estar los intereses del país, porque el rechazo de una ley que permitía la inversión y la generación de empleo se ha archivado. 

Mientras esto ocurre el Gobierno hace esfuerzo por concretar acuerdos comerciales con China, con Estados Unidos, conversa con Corea del Sur, lo mismo solicita ingreso a la Alianza del Pacífico y de esta forma poner más Ecuador en el mundo y más mundo en el Ecuador, Crespo considera que estamos a paso lento en materia de acuerdos comerciales en relación a otros países de la región como Chile, Colombia, Perú, nos hemos quedado rezagados y eso es perjudicial para un país que quiere abrirse a nuevos mercados. 

Fuente:  RADIO HUANCAVILCA 


Ecuadorvistodesdewallstreet.webp

Fecha: 25 de  Marzo 2022

Más allá de la coyuntura actual, los analistas ven con mucha incertidumbre al Ecuador en el mediano plazo, pues el éxito de la administración del presidente Lasso determinará lo que pueda ocurrir en las elecciones presidenciales del año 2025, con una consolidación de las reformas implementadas o con un nuevo giro a la izquierda como en el resto de los países de América Latina

Hace poco mantuve reuniones con algunos analistas del sell-side (áreas de los bancos que producen investigación para atraer a inversionistas institucionales a realizar corretaje con sus mesas de dinero) y del buy-side (los inversionistas institucionales en mención) basados en Wall Street para compartir mi opinión acerca de la situación del Ecuador. Más interesante que lo que yo pude decir es generalmente lo que puedo escuchar de ellos acerca de cómo nos ven en el exterior, y lo que eso puede implicar para el futuro de la deuda del Ecuador en los mercados internacionales.

En términos generales la percepción acerca del Ecuador se mantiene muy constructiva. Se reconoce en el exterior la mejora en el manejo macroeconómico del país desde el inicio de la administración de Guillermo Lasso en mayo del 2021, especialmente gracias a su compromiso con el proceso de consolidación fiscal en marcha y el involucramiento y apoyo de parte del Fondo Monetario Internacional. Si bien percibí que las perspectivas de crecimiento económico pueden ser algo más optimistas que las mías, concuerdo que el país ha mostrado una sólida recuperación económica soportada por el gasto de los hogares y en mucha menor medida por el gasto gubernamental.

La invasión de Rusia a Ucrania ha generado gran incertidumbre a nivel mundial, pero para la mayoría de los inversionistas los efectos positivos qua traen los altos precios del petróleo para el Ecuador (mejora en la posición fiscal y en la liquidez de la economía) superan con creces los efectos negativos (por ejemplo, la caída de las exportaciones de flores y banano y la subida de precios de insumos claves en la producción agrícola doméstica). Desde luego que una profundización de las hostilidades en Eurasia o el involucramiento directo de los países de la OTAN en la confrontación tendrá efectos muy negativos sobre la actividad económica mundial de magnitudes difíciles de cuantificar.

El tema político es algo que siempre sale a colación en las reuniones, y al respecto escuché varias posiciones. Hay mucha incertidumbre respecto a la gobernabilidad del país en el mediano plazo, y lo que puede hacer el ejecutivo para gobernar con un completo bloqueo de parte de la Asamblea Legislativa. La posibilidad de que se llame a una consulta popular o se opte mas bien por la muerte cruzada es algo que algunos inversionistas ven de manera positiva y otros de forma negativa.

En términos relativos la realidad actual del Ecuador, tanto en lo político como en lo económico, lo hace un crédito mucho más apetecido que otros países en la región, lo que explica de cierta medida los precios actuales de la deuda del país. Todos mis interlocutores contaron cómo el Ecuador era el país cuya cobertura demandaba más recursos en el pasado frente a otros países mucho más estables, pero que actualmente Ecuador es, junto con Uruguay, los únicos oasis de la región.

Más allá de la coyuntura actual, los analistas ven con mucha incertidumbre al Ecuador en el mediano plazo, pues el éxito de la administración del presidente Lasso determinará lo que pueda ocurrir en las elecciones presidenciales del año 2025, con una consolidación de las reformas implementadas o con un nuevo giro a la izquierda como en el resto de los países de América Latina. Para ello el rol de la inversión privada, tanto local como extranjera, es fundamental para mantener tasas de crecimiento económico más altas que empuje la creación de empleo. De todas formas, al ser inversionistas de bonos, ellos pueden fácilmente salir de su posición y buscar la próxima oportunidad rentable en otro país del mundo. Para los que vivimos aquí hay, lamentablemente, menos alternativas. (O)

 

Fuente: Forbes


3marzo-02.png

Fecha: 3 marzo 2022 

 

Hoping to draw more foreign investment into the country, Ecuadorean President Guillermo Lasso recently proposed a package of business-friendly legislation to the National Assembly. The measures would create free-trade zones for companies in key sectors, where they would be tax-exempt for 10 years. The package is part of Lasso’s efforts to attract $30 billion in private investment and provide incentives to boost formal employment in the Andean nation. As the president’s party does not hold a majority in the legislature, how likely are the reforms to pass? What would be the consequences for Ecuador’s economy if they don’t? Are the tax exemptions and other incentives enough to attract the amount of investment that Lasso seeks? Would the targeted investments boost formal and high-paying job creation significantly, and what industries would find the incentives the most appealing? 

Ramiro Crespo, president and CEO of Analytica Securities: “Much of the bill in theory should be relatively uncontroversial because of its technical nature. Ecuador’s National Assembly is, however, struggling amid an internal dispute over leadership and has an obstructionist track record that puts up real hurdles for the bill to pass. The fast-track bill has at least been admitted into the legislature, and the clock is ticking, because it will go into effect automatically if the assembly fails to review it within 30 days, as had previously happened with Lasso’s tax bill, perhaps the most likely positive scenario. The administration has pinned a fair amount of hope on the bill to obtain investment in public-private partnerships that have had only limited success in the past. It has also designed the future free trade zones on models in Colombia and the Dominican Republic. If it fails to pass, the impact will be more of an opportunity cost weighing on potential growth, rather than one that will slow economic growth. While business response to the law has been favorable, at least some of the measures may be possible to implement even without much support. Much of the $30 billion Lasso wants to attract are from relatively traditional industries, including oil, electricity and mining—the latter being one of the main drivers of foreign investment in recent years. As such, the development of commodity prices in the current volatile times will be the main driver determining whether foreign companies will invest in Ecuador.” 

“The proposed legislation, designed to incentivize investment in a myriad of sectors through free trade zones, tax breaks and public-private partnership infrastructure projects, will face an uphill battle. Still, Ecuadoreans are educated and pragmatic. The legislation could pass if those ideologically opposed to free market solutions, and actors who simply don’t want Lasso to succeed, can be overcome. The need is great, and Ecuador has little fiscal room for government-led alternatives. The reality is that Ecuador should be a very attractive investment destination for both Chinese and Western firms, particularly in a post-Covid environment. Compared to most of the rest of the region, it has relatively well-functioning institutions, rule of law, good transportation and other infrastructure, a relatively educated population and limited levels of violence and organized crime. The country is geographically well-positioned as a potential  

gateway to Asia with the newly expanded deepwater port of Posorja. It has a relatively central location on the Pacific, close to the Southern Cone, and also Panama, and within reasonable distance to the United States. In addition, the business environment of others in the region is worse, with less business-friendly governments and/or organized crime and instability. Even previously attractive alternatives such as Colombia and Brazil may soon elect market-unfriendly governments. Nonetheless, Ecuador still must overcome serious fiscal difficulties, questions about resistance to petroleum and mining projects by affected communities and environmental considerations, the spillover of organized crime and violence from Colombia that is producing insecurity and corruption, and questions about the stability of Lasso’s government.”  

: “Ecuador is facing converging headwinds. The economy and people were flattened by the pandemic, the country still has an IMF loan to deal with and China is the nation’s largest lender through crude-for-credit agreements. There is also a legacy of overspending by President Lasso’s predecessors, and he has limited power in the National Assembly. According to the World Economic Forum’s Competitiveness Index, Ecuador ranks 112th out of 141 countries. Mr. Lasso promised to modernize the economy and create two million more formal jobs through an ‘investment 

bonanza’ by removing barriers in the key oil, mining, electricity and telecoms sectors, and by creating tax incentives through free trade zones. Last year’s attempt to get a large reform bill through the assembly failed miserably. Last month, the government sent an economic reform package called the ‘Law for the Attraction of Investments, Strengthening of the Stock Market and Digital Transformation’ to the assembly, and that body will have 30 days to consider it. There are reasons to be optimistic: the fiscal deficit should drop to 2 percent of GDP this year, the relationships with the IMF and World Bank are solid, and Lasso was able to fast-track tax reforms on high earners and big corporations. He also fast-tracked a temporary wealth tax, bond prices are up and higher oil prices are helping the economy. It will be tricky to modernize the economy while not upsetting unions, powerful Indigenous groups and political rivals. Political stability isn’t necessarily a strong suit in Ecuador, but Lasso is nonetheless attempting to lure investors despite a legislature controlled by anti-business interests.” 

 (CEDES): “Before Ecuador considers economic reform, it’s helpful to remember the foreign direct investment that the country received in the 1990s, if the investment is to be long term, inclusive and sustainable. We must also remember that not all foreign investment ends up being beneficial. The capital flows associated with the oil industry may lead to exploration in pristine areas that have unique ecosystems—Yasuní National Park, for example. Ecologically harmful kinds of investment must be avoided, not only because of its effects on the environment and the damage to Indigenous communities, but also because such investments are economically precarious. Ecuador must abandon the quantitative vision of investment in favor of a qualitative vision. This notion is gaining support, not only within the academic community, but also in various business circles. In order to advance along a new economic path, the type of contracts offered to investors should include clauses that protect the environment and local communities. Recreating the investment protection and promotion agreements we saw in the 1990s can be costly. Note the number of claims filed in recent years in the Netherlands against carbon-intensive companies. Obviously, it is impossible to reverse projects that are already in place and avoid international litigation. But the entry of new investment could be prohibited if companies associated with extractive projects do not make an effort to benefit local communities and protect against environmental damage.”  

Fuente: Latin America Advisors 


La-Ausencia-de-Mujeres.jpg

Fecha: 02 de  Marzo 2022

Cerrar la brecha de género en los directorios no solo habla bien de las empresas que buscan hacerlo, sino que la ausencia de mujeres en los directorios es un mal negocio pues las decisiones estratégicas pueden resultar demasiado sesgadas. Además, las directoras tienen generalmente mayor sensibilidad respecto a las necesidades de las mujeres que los directores, lo que puede ayudar en el desarrollo exitoso de estrategias ya que las decisiones de compra en los hogares las hacen generalmente las mujeres

 

Según el Board Members Survey Latam 2021, una encuesta a más de 1.000 juntas directivas de América Latina realizada por Page Executive, la Red de Institutos de Gobierno Corporativo de América Latina (IGCLA) y la Corporación Financiera Internacional (IFC), existe una subrepresentación femenina en los directorios de las compañías en la región. Las cifras son muy elocuentes. Por ejemplo, el 20% de las empresas participantes en la encuesta tienen entre el 40 y 50% de mujeres en sus directorios, el 4% de las empresas tiene más del 50% de mujeres, pero en el 76% restante las mujeres representan menos del 30% de los puestos.Esto debe considerarse como una señal de alarma y una lección importante para el Ecuador, donde son pocas las empresas que tienen una participación importante de mujeres en sus directorios y una minoría las que hacen algo al respecto. No todos los sectores económicos son iguales, y el grado de participación de las mujeres en directorios en América Latina varía enormemente según la industria. En banca y servicios financieros las mujeres tienen la más alta participación con el 23% de los puestos, cayendo drásticamente al 8% en industrias como IT, energía, salud y farmacéutico. En el sector de comercio minorista, agrícola y construcción solo ocupan el 4% de los asientos.

Se debe mencionar que el cerrar la brecha de género en los directorios no solo habla bien de las empresas que buscan hacerlo, sino que la ausencia de mujeres en los directorios es un mal negocio pues las decisiones estratégicas pueden resultar demasiado sesgadas. Además, las directoras tienen generalmente mayor sensibilidad respecto a las necesidades de las mujeres que los directores, lo que puede ayudar en el desarrollo exitoso de estrategias ya que las decisiones de compra en los hogares las hacen generalmente las mujeres. Mientras se cierra la brecha de género en los directorios se debe trabajar en otros aspectos para garantizar que los directorios tengan mayor diversidad.

En 2010 se lanzó en Inglaterra el Club 30% como una campaña que pretendía precisamente aumentar la participación de las mujeres en directorios de empresas incluidas en el índice FTSE100 de bolsa de Londres. El nivel del 30% era considerado un piso por encima del cual la participación de las mujeres efectivamente pudiera tener un impacto real en dichas empresas. La iniciativa creció muy rápido a nivel mundial conforme más compañías se sumaban en pro de la igualdad de género. El capítulo Ecuador del Club del 30% se lanzó en octubre del año pasado con el patrocinio de Mastercard del Ecuador y con socios cofundadores entre los que se encuentra a Banco de Guayaquil, Phillip Morris Internacional, La Fabril, Citi, Latam Airlines y OPEV Economía Violeta. La Escuela de Negocios de la UDLA (EDN-UDLA) y Governance Ikigai – Corporate Governance Association fueron miembros académicos fundadores de esta iniciativa.

Aprovechando el envión, generado con el lanzamiento del capítulo Ecuador del Club del 30%, la EDN-UDLA y Governance Ikigai lanzaron a finales de febrero 2022 el primer Programa de Formación de Directoras Profesionales Independientes con Propósito. En esta edición se sumaron 30 mujeres inspiradoras, incluyendo CEO´s y ejecutivas de primera línea de empresas locales y multinacionales, tanto de Ecuador como del extranjero. Nuestro compromiso con la formación de directoras no termina con su capacitación y constante actualización, sino que la EDN-UDLA e Ikigai se comprometen a buscar espacios para que ellas participen en procesos de búsqueda y colocación de miembros de directorios locales.

Nuestros programas de formación de directores no serán exclusivos a mujeres en el futuro, sino que ofreceremos programas orientados a un público mixto, así como otros programas acotados a pequeñas y medianas empresas, y a situaciones específicas de directorios, por ejemplo, en empresas familiares y en episodios de sucesión. (O)

Fuente: Forbes 


veintiuno.jpg

Fecha: 21 de Enero 2022

 

Fortalecimiento institucional y mayor control a los actores del mercado de valores de Ecuador son algunos retos que tiene el sector, que busca ser más dinámico.

El mercado de valores en Ecuador espera mantener la tendencia al alza en sus negociaciones, que se elevaron 32% entre 2020 y 2021.

Aunque para que su crecimiento sea sostenible el mercado deberá trabajar en cinco retos, según dos expertos consultados por PRIMICIAS.

Para ello son necesarias reformas, que se espera sean contempladas en el proyecto de ley de inversiones anunciado por el Gobierno el cual abordaría al mercado de valores.

 

 1. Fortalecer las instituciones

Pese a que las negociaciones en bolsa han crecido, estas podrían ser mayores, pero el mercado de valores ecuatoriano ha tenido que enfrentar dos escándalos desde 2020.

Uno de ellos ha sido protagonizado por las empresas Ecuagran y Delcorp, que registran millonarios impagos por la negociación de facturas comerciales y obligaciones corporativas.

El segundo escándalo es el desfalco al Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), por más de USD 900 millones.

En el atraco al Isspol son investigados exmiembros del Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores (Decevale). También lo están exautoridades de la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG), y casas de valores.

Para el mercado bursátil, el Decevale es una institución importante, pues se encarga de realizar operaciones de compensación, liquidación y custodia de los valores negociados.

Esos escándalos han hecho que el mercado deba recuperar la confianza. Para ello, “se tiene que fortalecer la supervisión y las instituciones”, dice Fernando Simó, presidente de la Asociación de Casas de Valores (Asocaval).

Agrega que, en parte, eso se ha logrado con los cambios de administración en las bolsas de valores del país en 2020 y 2021.

2. Calificaciones de riesgo adecuadas

El fortalecimiento de las instituciones también aplica para las calificadoras de riesgo, sostiene Santiago Mosquera, decano de la Escuela de Negocios de la UDLA.

¿Por qué? Mosquera explica que eso se debe a que:

  • Hay calificadoras que no tienen una metodología fuerte para evaluar.
  • Existe conflicto de interés porque las empresas que son calificadas a su vez son quienes pagan a la calificadora de riesgo por el servicio.

Ese conflicto de interés condiciona una calificación de riesgo que permite a una empresa a salir al mercado, sostiene Mosquera.

Eso ha derivado en el predominio de calificaciones de riesgo AAA, que significan “excelente capacidad para cumplir las obligaciones de capital e intereses”, pero que, ante cualquier problema, inmediatamente pasan a “default” o no pago.

“Alguien está haciendo mal su trabajo si todas las calificaciones son AAA o AA y al poco tiempo los emisores caen en mora y desaparecen los gerentes”, dice Mosquera. Eso ocurrió con Ecuagran y Delcorp.

Mosquera sostiene que para evitar esos escenarios se necesita mayor regulación en la gestión, la metodología y la operación de las calificadoras de riesgo.

 

Según ley de Mercado de Valores, la calificación de riesgo es la “opinión que emite una calificadora de riesgo sobre la solvencia y probabilidad de pago que tiene el emisor para cumplir con los compromisos provenientes de sus valores de oferta pública”.

 

3. Más renta variable

Otro reto del mercado de valores es aumentar el volumen transado en renta variable, que es la base del crecimiento de las compañías, dice Simó.

En Ecuador los papeles de renta variable son las acciones y los certificados de aportación, que representan la participación de los socios en el capital social de las mutualistas.

La renta variable es un tipo de inversión en la que la recuperación del capital y la rentabilidad no están garantizadas, ni son previamente conocidas.

En 2021 los títulos de renta variable representaron apenas el 0,25% del total de volumen negociado en el mercado de valores ecuatoriano, que ascendió a USD 15.702 millones.

 

Negociaciones mercado de valores

En millones USD

La falta de negociaciones de renta variable se debe a que hay pocas empresas listadas en general en bolsa.

En 2021 apenas 322 firmas negociaron en bolsa, lo que es igual al 0,27% de las 119.360 empresas constituidas en el país.

La poca negociación de instrumentos de renta variable deriva en un mercado poco líquido y poco profundo.

“Se entiende por liquidez a la capacidad de vender o comprar un activo financiero a través de bolsa en condiciones similares a la última negociación. Y la profundidad se refiere a la facilidad que tiene un inversionista para comprar o vender instrumentos financieros de volúmenes considerables”, explica Mosquera.

Los dos expertos consideran que para dinamizar la negociación de papeles de renta variable se necesita un mayor número de jugadores en el mercado, para lo cual se requieren reformas que hagan atractiva la inversión en el país.

   4.  Inversionistas grandes y extranjeros

Mosquera y Simó agregan que no solo debe aumentar el número de inversionistas, sino que estos deben ser grandes, como son los fondos de pensiones públicos y privados.

Un fondo de pensiones gestiona los flujos monetarios de los planes de pensiones.

“Los fondos de pensiones, como el gestionado por el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), son los que potencian las bolsas en el mundo”, afirma Simó. Durante el segundo semestre de 2021, el Biess fue poco activo en el mercado de valores.

“El Biess dejó de hacer transacciones en bolsa a fines de junio y recién las retomó en diciembre”, dice Simó, quien agrega que se trata de un inversionista crucial para potenciar el mercado de valores, porque tiene un portafolio de más de USD 21.000 millones.

También el mercado necesita inversionistas extranjeros, asegura Mosquera, los cuales inyectan recursos a la economía dolarizada del país.

Inversionistas extranjeros han reducido en los últimos años su participación en renta variable. Algunas razones son la inseguridad jurídica y la falta de dinamismo del mercado, que hace que las tasas de rendimiento sean más pequeñas frente a las de otros países.

Limitaciones como la falta de dominio del inglés entre los asesores locales que deberían atender la demanda de los inversionistas internacionales es otro problema.

“Los pocos inversionistas extranjeros interesados en el mercado ecuatoriano se enfrentan a un problema de oferta de servicios financieros”. Santiago Mosquera, UDLA

  5.  Integración con otros mercados

Si todos los otros retos se logran Ecuador puede aspirar a una mayor integración bursátil con el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), para negociar con las bolsas de los cuatro países miembros que son los mismos de la Alianza del Pacífico.

Eso teniendo en cuenta que una de las metas de Ecuador en 2022 es ser miembro pleno de la Alianza del Pacífico, bloque comercial conformado por Colombia, Chile, México y Perú.

Aunque lograr la integración bursátil de Ecuador no será fácil, teniendo en cuenta que hay normativas, como el impuesto a la salida de divisas (ISD), que hacen que el país sea poco atractivo para ser aliado en los mercados financieros internacionales.

Por eso, “se necesitan reformas que inserten al mercado de valores del país en la región. Hemos estado aislados de los mercados de valores regionales, lo que ha hecho que no crezcamos con el mismo dinamismo”, afirma Simó.

Fuente: Primicias


glaso2-4.1.jpg

Fecha: 10 de enero 2022

El Gobierno de Guillermo Lasso presupuestó colocaciones de bonos en el mercado internacional por USD 1.200 millones durante 2022. El Gobierno prevé emitir bonos en el mercado internacional para obtener financiamiento en el primer trimestre de 2022, en medio de condiciones que aún no son las mejores. Aunque el Ejecutivo no ha detallado el monto de esa emisión, el Presupuesto General del Estado prevé colocaciones por USD 1.200 millones durante 2022. Tras confirmarse la victoria de Guillermo Lasso en la segunda vuelta electoral, el riesgo país cayó de 1.169 puntos a 824 entre el 9 y 12 de abril de 2021. Ese indicador mide las probabilidades de un país en cumplir con el pago de su deuda soberana. Esa reducción de 345 puntos reflejó las expectativas del mercado internacional por un cambio de rumbo en la política económica del país. Un ejemplo de ello fue la caída de las tasas de rentabilidad de los bonos 2040, de 13,6% a 10,1%. Es decir, se abarató el costo de financiamiento para Ecuador. Pero desde entonces el riesgo país se ha estancado en alrededor de 800 puntos.

Evolución del riesgo país de Ecuador

El 7 de enero de 2022 el riesgo país se ubicó en 794 puntos. Por ello, si Ecuador emitiera bonos tendría que pagar una tasa de rentabilidad a los inversionistas por arriba del 10%, valor con el que actualmente se siguen negociando los papeles que vencen en 2040. Cualquier puntaje por encima de 400 puntos significa que un país tendrá acceso a crédito internacional, pero a tasas de interés altas y con plazos de pago más cortos. Además, Ecuador sigue siendo uno de los países con el riesgo país más alto de la región, luego de Venezuela y Argentina.

Riesgo país en la región

Corte al 7 de enero de 2021

Una mala calificación

La tasa de rentabilidad de Ecuador, en promedio, es alta también porque la deuda tiene una calificación de riesgo de B-, según la agencia internacional de calificación crediticia Fitch Ratings. Una calificación de B- indica un riesgo de incumplimiento elevado, pues aunque los compromisos financieros se cumplen, la capacidad de pago depende de un entorno económico estable, dice Fitch Ratings. Y no solo eso, sino que las tasas de rentabilidad que paga Ecuador a los tenedores de los papeles son más altas que otros países con calificación B-; entre ellos Cabo Verde, Gabón, Irak, Moldavia, Malí, Las Islas Maldivas o Nicaragua. Los bonos de esos países tienen una rentabilidad promedio del 8%, un 2% menos que Ecuador. Según Santiago Mosquera, decano de la Escuela de Negocios de la Universidad de las Américas (UDLA), esa situación se debe a que Ecuador tiene un historial de pagos deficiente.

Colombia y México, mejor posicionados.

En el caso de países de la región, como Colombia y México, la tasa de rentabilidad de sus bonos es más baja porque tienen una mejor calificación de riesgo, de BB+ y BBB, respectivamente:

  • Colombia: Los bonos con vencimiento en 2037 tienen una tasa de rentabilidad para los inversionistas de 5,9%.
  • México: Los papeles que vencen en 2044 tienen una tasa de rentabilidad de 4,4%.

«Esto significa que Ecuador debe pagar más por intereses de sus bonos porque su calidad crediticia es más baja que otros países», explica Mosquera.

Las opciones de Ecuador

El exministro de Finanzas, Fidel Jaramillo, dice que para bajar el costo de financiamiento externo mediante bonos, el país debe buscar mecanismos para mejorar la calificación de riesgo. Para ello se deben realizar las siguientes acciones:

  • Garantías parciales de los organismos multilaterales para los bonos, con lo que se abarataría la rentabilidad de los papeles.
  • Análisis de la volatilidad de los mercados financieros para que la tasa de rentabilidad sea razonable.
  • Emisiones de bonos, pero con vencimientos a largo plazo, lo que ayudaría a estar cubiertos financieramente ante posibles aumentos en la tasa de rentabilidad.

Fuente: Primicias